martes, 3 de marzo de 2015

refugio con vistas blancas



Hola amores!!Lo primero de todo disculparme por mi laaaaaarga ausencia.
En un principio no iba a ser tan larga, lo juro, pero mi reposo voluntario se convirtió, por desgracia, en obligado, ya que el dolor  campó a sus anchas en mi cuerpo y en mi mente.
Hemos sufrido una nueva pérdida, la alegría que sentimos en navidades al enterarnos que íbamos a ser papás de nuevo después de haber perdido nuestro bebé en Mayo nos duró poquito y en la 1ª ecografía me dijeron que lo había perdido.

Sólo espero recuperarme pronto a todos los niveles, aunque en el físico ya me encuentro bastante mejor y por ahora me siento con ganas de tener mi mente ocupada para que esta se recupere también.

Espero que me hayáis echado mucho de menos y sólo me queda deciros que aunque me ha costado bastante escribir este post de vuelta, aquí estoy para quedarme, y como necesito mantenerme ocupada tengo en mente un montón de proyectos que espero os pueda enseñar lo más pronto posible.

Así que sin más preámbulos vamos al lío; después de las megasupernevadas que han caído por aquí hoy me apetecía enseñaros la decoración de esta cabaña para escapadas de esquí situada en Montana y cuyos elementos diferenciadores son las vigas de madera, la piedra y las tonalidades suaves y neutras para que se pueda disfrutar plenamente de las blancas vistas, no sin pequeñas salpicaduras de modernidad como el acero pulido, la escalera de cristal o las lámparas.





















Bueno, ¿preparados para coger los esquíes?, ¿os gustan este tipo de refugios o sois más de casita en la playa?



Un puñado de besos
Image and video hosting by TinyPic

Blogging tips